martes, 7 de marzo de 2017

Reflexiones, punto y seguido

El curso en línea "Flipped Classroom, un nuevo modelo pedagógico" me ha permitido ahondar en la idea de integración de las distintas tendencias innovadoras como partes de un todo ya anticipado en el título del curso: la concepción de una escuela moderna que responda a las necesidades educativas de la sociedad de la información.


La alfabetización digital es el nuevo reto; la actualización de la escuela, el medio.


El problema de los deberes

Siempre he sido muy escéptico con los deberes tradicionales, nunca he entendido cómo iban a resolver los estudiantes en su propia casa tareas que eran incapaces de solventar en el aula.
Tampoco resulta sencillo hacerse una idea clara de la diversidad en el acceso a la tecnología que presentan nuestros alumnos. Recuerdo el drama de una alumna que, hace un par de cursos, se vio ante la tesitura de tener que concluir un trabajo en su casa con Power Point: ¿de dónde iba ella a sacar el dinero para pagarse el paquete de Microsoft Office?
Hoy, conozco al menos media docena de soluciones para aquella pregunta que pasan por la utilización de apps en línea con coste cero.


Los "nuevos" deberes

La propuesta FC otorga una dimensión al trabajo que los alumnos deben realizar en su casa mucho más apropiada. Ahora, se pueden desarrollar tareas en ausencia del profesor porque son los productos audiovisuales seleccionados, modificados y adaptados por el docente los que aseguran la continuidad del proceso de enseñanza-aprendizaje más allá del aula.
Desde esta perspectiva me siento fuerte para preparar y seleccionar materiales que ahora sí tengan sentido fuera del aula: soy un gran amante del Cine Documental y creo que voy a intentar inocular este virus a mis alumnos como contribución personal al modelo FC.


¿Cómo hemos llegado hasta aquÍ?

Aprender haciendo, en un cierto ambiente colaborativo, con todos los recursos disponibles para ser consultados y revisados al antojo del que aprende constituyen las bases del ambiente metodológico en el que nos hemos sumergido estos meses. 

Haz clic en la imagen para acercarte al CRIF Las Acacias
 Ya he perdido la cuenta del número de cursos en línea en los que he participado gracias al Departamento TIC del CRIF Las Acacias (cuatro, cinco. seis...). Me siento afortunado cada vez que veo mi nombre en una lista de aceptados para un curso organizado por vosotros y no puedo entender por qué siempre se tienen que quedar fuera cientos de compañeros. Por favor, a quien corresponda le pido que se amplíen estas experiencias didácticas en línea, de lo contrario, me temo que una larga época de oscuridad me espera (ya sabéis que está penalizado haber hecho un curso para poder participar en la convocatoria siguiente, en fin, cosas veredes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada